El aura perversa del ordenador

¡Estoy hasta las narices! Sí, como lo leéis, ¡no puedo mas! Cada vez que me acerco a un ordenador me embargan unas ganas terribles por perder el tiempo de las formas más improductivas que uno sería capaz de imaginar. ¿Que estoy buscando algo en Internet para aprender o haciendo un curso online? No te preocupes, ahí están mis actos reflejos para meterme de vez en cuando en alguna página de noticias, o lo que es peor ¡Youtube! Cuantas horas perdidas en bucles viendo vídeos.

Pero ah, ojala eso fuese todo. No contentos con tenernos ya el móvil inundado de aplicaciones tipo Whatsapp, Telegram o Hangouts ahora hay versiones para sobremesa y claro, es lo primero que enciendes ya que es mucho mas cómodo escribir en un teclado que en el móvil, ¡Pero que gran error! Con lo bien que vivíamos antes y lo que soy yo la verdad es que no tenia ningún sentimiento de estar incomunicado cuando me iba por ahí con mis amigos (o al menos no lo recuerdo…).

Al final resulta que me tengo que alejar de mi ordenador, que debería ser una importante herramienta de trabajo, para poder hacer algo productivo. ¡Pero si me dedico a las TIC, menudo desastre! Y en estos momentos me encuentro rodeado de ordenador, móvil y tablet, por no hablar del ebook que se oculta astutamente bajo una pila de libros pendientes por leer. Que esa es otra, ¿para que narices he acumulado tantos libros sin leer? Y digo para que porque ya se el como y es que cuando veo un libro barato no puedo resistirme, bueno mejor libros que otras cosas la verdad pero esto es otra historia y daría para otro texto completo.

No hablemos tampoco de lo que es ya Internet en si, ¿Ha estado alguno sin Internet últimamente? No hace sino cruzárseme por la cabeza una pregunta una y otra vez “¿Para que servían antes los ordenadores? Pues asumo que para trabajar, cosa que hoy en día empiezo a poner seriamente en duda ya que me veo que no exprimo sus capacidades ni a una fracción de lo que debería ¿y yo soy de los que dicen que sabemos de ordenadores?¡En menudo pozo de analfabetismo tecnológico vivimos! Pero si hasta para instalar una impresora se llama al informático a día de hoy y eso que sus manuales de instalación no deben sobrepasar una página con fotos incluidas. Y eso por no decir que actualmente no hace falta mas que poner en un buscador “Instalar X” o “Solucionar problema Y” y te salen 20 videotutoriales, 40 tutoriales en papel y el mismo manual que tienes en papel pero en versión digital.

Dicho todo esto, esto lo estoy escribiendo mientras me encuentro sin Internet poco antes de ir a continuar con la lectura de “Un mundo feliz” que tenia en mi pila de pendientes desde hace demasiado tiempo y ya es hora de darle punto y final tanto al libro como al artículo. Saludos.

One thought on “El aura perversa del ordenador

  1. Se agradece la sinceridad del artículo, en estos tiempos en que parece que todo el mundo nos tiene controlados por internet y la estúpida sensación de que hay que dar una imagen perfecta “por si lo lee el jefe”, por así decir.

    A todos nos pasa lo que describes, es horrible tener unas páginas web que visitas por en cuanto enciendes el ordenador o en mitad de un trabajo, una y otra vez sin siquiera dar tiempo a que se actualice mucho el contenido, nada más que por pura inercia.

    Pero bueno, no nos quejemos, quizá haya quien haga eso mismo con tu blog 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *