beijing2

Viajar solo no tiene porqué ser solitario

Estoy convencido de que mas de una vez habréis querido ir a algún sitio pero a la hora de intentar encontrar con quien ir no encontrasteis mas que “noes” en diferentes formatos. Alguno muy directos tipo “no me apetece” o “no es un sitio que me interese” y otros mas evasivos, tipo “iría si tuviese dinero” o “tengo otros planes”, incluso esta el caso de “oh, sí, me encantaría ir” pero que luego no vuelve a mencionar el tema.

Da igual en cual de estos casos te hayas encontrado el caso es que piensas ¿Y ahora que hago? Realmente tienes muchas ganas de ir/hacer lo que tenias pensado pero parece que no vas a poder. En mi caso la falta de gente especialmente motivada para hacer el transiberiano me motivo a plantearme como seria viajar solo.

¡Pero, loco! ¿Como se te ocurre empezar así?

Que no cunda el pánico, ese no fue mi primer viaje en solitario, pero si el que motivó el anterior. Cuando ya tenia claro que ese viaje lo iba a hacer por mi cuenta y aprovechando que estaba de Erasmus en Austria hice un pequeño viaje por Bosnia y Croacia. Pequeño porque duro siete días, pero este viaje fue como una prueba para ver si podía viajar solo sin problemas en un país en el cual no conocía la lengua antes de lanzarme al gran viaje.

Resultó que sí que podía viajar en solitario durante unos días sin ningún problema y no solo eso, también conocí a otros viajeros que de otra forma posiblemente no hubiese ni saludado (sí, soy así de brusco). La experiencia fue tan buena que el verano siguiente decidí emprender ese viaje que tenia pendiente (el transiberiano claro) solo que esta vez en lugar de siete serian 48 días.

¿Y no te sentías solo o te aburrías?

Algo que tiene que quedar claro es que viajar solo no es estar solo. Yo principalmente cuando viajo suelo ir a albergues/hostels o utilizar couchsurfing, aunque en este ultimo soy bastante nuevo tengo que decir. Ambos son dos “herramientas” perfectas para socializar, por un lado en el couchsurfing es obvio ya que conoces a tu anfitrión y te puede dar una visión muy diferente de la ciudad; por otro lado, en los hostels hay siempre muchos viajeros que están viajando también solos y socializar con ellos es bastante fácil también. Algún día haré un artículo sobre couchsurfing vs hostels y cual prefiero yo a la hora de viajar.

¿Que eres tímido/tímida y te cuesta mucho socializar? No pasa nada, yo también soy un desastre a la hora de socializar (de hecho eso fue lo que me impulso a hacer un viaje de prueba) y no tuve ningún problema en ninguno de los dos viajes para pasar unos días fantásticos en compañía de gente que acababa de conocer. Un ejemplo es la foto de este artículo o la que puse en mi post de presentación, estuve en China solo, pero podéis ver que alguien me sacó la foto.

Parece que viajar solo es la panacea.

Ni mucho menos, como todo tiene sus ventajas y sus desventajas que yo resumiría en así.

Ventajas de viajar solo:

  • Libertad absoluta a la hora de decidir que hacer lo que quieras.
  • Conoces a mucha mas gente, tanto viajeros como gente del país.
  • Te pruebas a ti mismo que puedes sobrevivir.
  • Ahorras dinero de cosas/sitios que solo interesarían a tu acompañante.
  • Te fuerzas a aprender cosas.

Desventajas de viajar solo:

  • Durante desplazamientos o si aun no conoces a nadie puedes aburrirte un poco.
  • Si tienes un problema muchas veces estas solo.
  • ¡Te puedes quedar sin ideas!
  • En muchos países si comes solo te sale mas caro ya que la comida esta pensada para compartir.
  • Solo tienes tus conocimientos.
  • A veces no tienes quien te saque una foto.

Por supuesto hay muchas mas ventajas e inconvenientes y no digo que haya que viajar siempre solo, hay diferentes tipos de viajes, puede que tu objetivo sea irte una semana con los colegas a Amsterdam, o que tengas un amigo que sea un loco del espacio y vayáis a ver en Rusia todo sobre sus pasados programas espaciales o quien sabe que más. Pero si realmente queréis hacer algo y no tenéis con quien ir yo digo ¡Adelante! Emprende el viaje en solitario, mi experiencia me dice que no te arrepentirás.

¿Que opináis vosotros? ¿Habéis tenido alguna experiencia de viaje en solitario?¿Fue positiva o acabó siendo un desastre?

2 thoughts on “Viajar solo no tiene porqué ser solitario

  1. En mi caso lo llevé al extremo y me quise ir a vivir a una ciudad donde no conociese a nadie. Me mudé de Madrid a Santa Cruz de Tenerife. La experiencia fue nefasta: no conseguí socializar, no había playa ni fiesta ni ninguna de las imágenes prototípicas que tenemos los peninsulares de Canarias, algunas personas eran bastante desagradables con los peninsulares, era una ciudad aburridísima y anclada en el pasado, mis compañeros de piso daban mucho miedo, mi barrio estaba lleno de delincuentes, drogadictos y cucarachas gigantes voladoras…
    Pero no cambiaría esa experiencia (de 6 meses) por nada del mundo. Me enseñó a conocerme a mí mismo, a ampliar mi zona de confort y explorar alguno de mis límites. Desde entonces he vencido limitaciones que si no hubiera vivido allí no habría superado: viajar en avión sin miedo (ahora para mi es como coger un autobús), aprender a desenvolverme en solitario, recuperar mi pasión por la lectura al apartarme de la fiesta y los amigos, vencer prejuicios elitistas estúpidos sobre ciertos barrios y personas: antes de ir allí sólo quería vivir en Madrid centro o barrio de Salamanca. A la vuelta he vivido en barrios que antes ni pisaba, como Lavapies (Madrid) o La Mina (Barcelona) y me lo he pasado mucho mejor en barrios mucho más vivos y que al final son menos peligrosos por que la gente se conoce…
    Y al final conseguí hacer verdaderos amigos en las islas con los que ahora me pego algún viajecito y he vuelto muchas veces por Tenerife (me di cuenta que lo bueno era el sur), Lanzarote y Gran Canaria, que son maravillosas.
    Luego le cogí el gusto a lo de viajar sólo y fui por varias ciudades españolas, con mucha mejor suerte.
    Ahora me toca aprender inglés y poder ampliar mis límites viajando sólo por el mundo =)

    • La verdad es que lo de irte a vivir a otro sitio es ya otro mundo completamente diferente al mero hecho de hacer un viaje, incluso aunque hagas un viaje de un año.

      Una de las grandes ventajas es la que comentas, ¡Te abres puertas a ti mismo! Cosas que nunca pensabas que harías, o que te daba miedo hacer, ahora te parecen tan normales y mucho mas fáciles. Eso sí, esto como todo hay que mantenerlo, ya que si te vuelves a acostumbrar al a vida de antes pues puedes recaer.

      ¡Gracias por comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *